Posteado por: lostbylost | junio 4, 2010

¿Y después de Perdios?

‘Perdidos’ acaba de terminar sus seis años de andadura hace menos de dos semanas, pero varios de los miembros del cast ya han encontrado una nueva vida fuera de la isla. Algunos tratarán de hacer cine, otros teatro, otros se tomarán un descanso… y sólo dos de ellos planean volver inmediatamente a la TV.

Elizabeth Mitchell, quien interpretó a la Dra. Juliet Burke, se cambió al drama de ciencia ficción “V” el año pasado después de la desaparición de su personaje en la finale de la quinta temporada. Ahora también tiene un papel en la película “Answers to Nothing” de Dane Cook, que llegará a los cines este mismo año.

Daniel Dae Kim, Jin-Soo Kwon, también regresa a la pequeña pantalla este otoño con un papel protagonista en el remake de la CBS de “Hawaii Five-O”. Kim también trabajará en dos películas: “Death Games” con Samuel L. Jackson y Nina Dobrev (“The Vampire Diaries”) y la adaptación de Philip K. Dick de “The Adjustment Bureau” con Matt Damon.

Un gran número de miembros del cast se embarcan en proyectos cinematográficos:

Matthew Fox, el Dr. Jack Shephard, hará el papel del matón que da título a “Billy Smoke”, una película basada en un cómic de la compañía Oni Press.

Como Fox, muchos de las otras estrellas de “Lost” se mantendrán en los géneros de acción, ciencia ficción y fantasía.

Evangeline Lilly, la fugitiva Kate Austen, dará continuación a su aparición en “The Hurt Locker” con un papel en la futura película de boxeo robótico “Real Steel” junto a Hugh Jackman.

Harold Perrineau está trabajando en dos películas, el thriller de venganza “The Hungry Rabbit Jumps” con Nicolas Cage y January Jones, y una secuela de la película de vampiros “30 Days of Night”.

Emilie de Ravin, quien hizo de Claire Littleton, no aparecerá en pantalla, pero pondrá voz a uno de los personajes del finle de animación del director de “300” y “Watchmen” Zack Snyder, “Legend of the Guardians: The Owls of Ga’Hoole”, que saldrá en Septiembre.

Por desgracia, una estrella de “Lost” que aún no ha encontrado nuevo trabajo es Josh Holloway, Sawyer, el chico malo de la serie. Pero probablemente no sea así por mucho tiempo, ya que se rumorea que está en negociaciones para estar en una futura película de Marvel en la piel de uno de sus superhéroes.

Dos viejos “Losties” también han estado ocupados. Ian Somerhalder, quien hizo de Boone Carlyle, está en el éxito de la CW “The Vampire Diaries” y Dominic Monaghan, Charlie Pace, que estuvo en la recientemente cancelada “FlashForward”, acaba de firmar para protagonizar “Pet”, un thriller sobre un acosador perturbado que trabaja en un refugio de animales.

Posteado por: lostbylost | junio 2, 2010

Hitler ve el último capítulo de Perdidos

Posteado por: lostbylost | mayo 29, 2010

El resumen de ‘Lost’

Para los que no recuerden algunos de los detalles más destacados de las 6 temporadas de Perdidos y quieran hacerlo, o para los que no hayan entendido aún el final de la serie, aquí os dejo un gran resumen realizado por Sombras de Neón.

Una isla. Mágica, dicen. Guarda nada menos que la luz de la vida, la muerte, la reencarnación, el conocimiento, el tiempo. Mantiene la existencia tal como la conocemos. Podría decirse que incluso es el eje de la existencia, del universo. Está claro que algo tan importante necesita protección. El problema es que tienen que protegerla seres humanos. No hay dioses. Pero los humanos son imperfectos por naturaleza. Ignorantes, tramposos, asesinos, mentirosos, torpes, egoístas. Al final, se vuelven locos si tienen que estar solos en una Isla durante siglos, quizá milenios. ¿Quién puede culparles?.

La historia de Lost parte de un grave error. El error de una mujer, guardiana de la Isla, que en su egoísmo para librarse de su carga, mata a una madre y le roba sus dos bebés recién nacidos para que uno de ellos sea su sucesor. Pero no es capaz de formar una familia sana, no es capaz de educar correctamente a sus hijos “adoptivos”. Muere asesinada por Hermano, el gemelo sin nombre. De esta forma, Madre consigue librarse de su puesto como guardiana pero a cambio, Jacob y Hermano acaban enfrentados para siempre, con el agravante de que no pueden matarse el uno al otro, pues así lo decidió su “Madre”, convencida de que era la mejor forma de mantener unidos a ambos hermanos. Madre no sabía establecer lazos afectivos con otros humanos, sólo utilizar su magia, pues era lo único que conocía.

Como venganza por el asesinato de Madre, Jacob lanza a su hermano al mismo pozo de luz que tiene que proteger. Dado que está prohibido que Hermano muera en sus manos, Jacob provoca una paradoja: Hermano muere físicamente y al mismo tiempo permanece vivo como una entidad que conocemos como Humo Negro (¿su espíritu quemado por la luz, un demonio, un trozo de sombra?). Hermano sufre lo que ya les había advertido Madre: un destino peor que la muerte. Este es el pecado de Jacob: crear un ser aparentemente inmortal, enloquecido, con sed de venganza y destrucción, atrapado en una Isla de la que quiere huir aunque eso suponga acabar con ella. Y para intentar repararlo, Jacob iniciará una catastrófica cadena de errores durante los siguientes 2000 años.

Con tal de traer gente nueva a la Isla, provocará accidentes y naufragios, engañará a personas con falsas promesas para retenerlas en ese lugar… Gente de todas las culturas y religiones, que con el paso de los siglos aportan a la Isla un complejo amalgama de mitologías, rituales y simbolismos. Civilizaciones extinguidas de las que sólo quedan algunas ruinas y artefactos: el legado de sus intentos por comprender los secretos de la Isla, sus intentos de supervivencia, sus intentos de huir de allí. Con el paso de los siglos, Jacob llega a formar un grupo de personas (los Otros) para hacer frente al Humo Negro. Todo en vano, pues al final, siempre, una y otra vez, los habitantes de la Isla acaban matándose unos a otros, corrompidos o exterminados por el Humo Negro. Muchos intentan aprovecharse de las propiedades únicas de la Isla. La mayoría acaban ignorando las directrices de Jacob en su propio beneficio (a menudo, guiados por los engaños del Humo Negro, que ejerce de poder en la sombra, siempre tejiendo su venganza y su huida).

Y la gente siempre atrae a más gente. Los misterios de esa Isla remota atraen como un imán a aventureros y a buscadores de tesoros, pero también a compañías como Iniciativa Dharma,  quienes experimentan con lo que ellos llaman electromagnetismo, y lo aplican a la biología, a los viajes temporales, a la sociología, a la climatología, a las matemáticas, a la zoología… Jacob permite que toda esa gente llegue y se quede en la Isla, porque sabe que tarde o temprano, su hermano encontrará una forma de romper el bucle y matarle. Y para entonces, Jacob necesitará haber encontrado otro guardián que le sustituya. Siempre elige gente solitaria, con vidas mediocres. Gente que huye de algo y que quizá encontrará en la Isla su salvación. Gente como él. Porque alguien con una vida plena fuera de la Isla, no querría quedarse a protegerla. Es, por supuesto, una actitud egoísta. Jacob sólo quiere reparar su error, aún a costa de cientos, miles de muertes y desgracias. Es irónico, porque su misión era mantener la Isla aislada, pero su obsesión hace que la Isla siempre esté habitada, que siempre haya gente que la localice y la ponga en peligro. Sin embargo, Jacob confía en que habrá alguien que consiga redimirle, demostrarle que tiene razón, que los humanos también pueden ser buenos y sacrificarse por el bien común. Alguien que se convierta en el buen guardián que él jamás pudo (o no supo) ser.

Un día cualquiera, el avión Oceanic 815 con destino Los Ángeles cae sobre la Isla. Quizá por culpa de un cúmulo de casualidades, quizá por esa fuerza que llamamos Destino. De entre los supervivientes del vuelo, Jacob había elegido con anterioridad a varios candidatos, como llevaba haciendo desde hace siglos. Un cúmulo de casualidades provocan que Desmond esté destinado a no pulsar el botón del Cisne a tiempo, y el avión caiga. Otro accidente rutinario en la larga trayectoria de la Isla.

Lost es la historia de estos supervivientes. Es la historia de su vida anterior fuera de la Isla, donde sus equivocaciones, miedos y frustraciones les han llevado a huir de todo, incluso de ellos mismos. Suben a ese avión para escapar. Y así se convierten involuntariamente en otras piezas en el tablero de la Isla. Las circunstancias y la lucha ancestral de dos hermanos les han llevado hasta allí. Pero eso sólo es la excusa para conocer a estos personajes, indagar en qué les llevó hasta aquel avión. Flashback a flashback, vamos comprendiendo los motivos de su huida; al ahondar en los secretos más íntimos de su pasado, descubrimos también porqué actúan como actúan en la Isla.

Y ante todo, Lost es la historia de la redención de estos supervivientes. Porque su estancia en la Isla les transforma a todos. Las aventuras, las experiencias. La gente que conocen. Sus sacrificios, sus decisiones. Paso a paso, sin darse cuenta, van librándose de todo aquello que les torturaba. Se enfrentan a sus miedos. Ya no quieren huir: ni de su pasado, ni de la Isla, ni de sí mismos. Consiguen estar orgullosos de ser quienes son. Hacer algo importante en su vida, por poco que sea. Se redimen. Todos, juntos o individualmente, aportan su granito de arena para romper el ciclo vicioso que crearon Madre y Jacob hace tantos siglos.

Forjan su propio destino (a veces literalmente, aunque no lo sepan: viajan al pasado para provocar el Incidente que, con el tiempo, haría caer el avión en el que viajaban). Cada muerte, cada sacrificio es una baldosa más en el largo camino que nos acerca al objetivo. Finalmente, los supervivientes acaban con el Humo Negro, mantienen la Isla a flote y como colofón encuentran al candidato perfecto para protegerla: Hurley, generoso, amable y bonachón. Alguien que, al contrario que Jacob, le pide ayuda a su antiguo enemigo, Ben, para proteger juntos la Isla. Con la buena fe de uno y la experiencia del otro, sabes que se abre una nueva etapa para la Isla. Se acabaron las reglas absurdas, los sacrificios inútiles y egoístas. Redimiéndose, los supervivientes consiguen reparar el pecado de Jacob. A pesar de todo, Jacob tenía razón. La Isla está a salvo, la Humanidad también.

Lost, finalmente, es la historia de cómo estos personajes mueren en paz, cada uno en su momento, cuando les llega la hora. Aceptan sus errores, cierran viejas heridas, sueñan con aquello que podría haber sido y no fue, comprenden que han vivido la única vida posible, y que así tenía que ser. Se examinan por última vez en el espejo del tiempo. Sólo cuando comprenden y aceptan cuánto les cambió la vida la Isla, para bien y para mal, cuánto les marcaron las personas que allí conocieron, sólo entonces están preparados para avanzar. Reencontrarse. Dar juntos el último paso. No les quedan rencores ni remordimientos. ¿Es el purgatorio? ¿Es el último viaje en la barca de Caronte? ¿Es la vida entera pasando ante sus ojos momentos antes del final inevitable? ¿Son fantasmas a punto de traspasar el portal al otro mundo? ¿Se reencarnarán en una vida mejor? Cada religión, cada persona tiene sus propias creencias acerca de cómo son los segundos previos a la muerte, y de qué es la propia muerte (ahí está ese detalle brillante de una Iglesia con iconografías de las principales religiones: cristianismo, judaísmo, budismo, taoísmo, islam, hinduismo).

Lost nos ha hablado de fe y ciencia, del bien y el mal, de mitologías extrañas y de inexplicables misterios, de la humanidad, de la vida, de la muerte, de relaciones personales, de ciencia ficción, de casualidad y Destino. Pero siempre desde la óptica de sus personajes. Por eso, al final lo realmente importante es que los personajes de Lost se despiden de la vida (la suya y la nuestra) acompañados por la gente que más ha significado para ellos: los demás supervivientes. Sus compañeros de viaje. Gente con la que, fuera de la Isla, cuando huían y se creían solos en el universo, ya estaban relacionados de alguna u otra forma, pero a la que no conocieron realmente hasta encontrarse juntos, por casualidad y por Destino, allí. Y, precisamente porque aprendieron y evolucionaron juntos, juntos aceptan la muerte y acogen con una sonrisa lo que sea que les espere después. Hemos llorado, sufrido, disfrutado y reído con ellos, pero toca despedirse. Ya no son fugitivos, ya no están solos.

Porque al final del día, en realidad no buscamos grandes respuestas sino pequeños consuelos. Por encima de todo lo que nos ocurra en la vida, muy por encima de todos nuestros problemas, vivencias, preguntas sin resolver, dudas, logros, pequeñas aventuras, disgustos, satisfacciones… en el fondo lo que todos queremos, lo que todos necesitamos es no morir solos, morir en paz, sentir que la vida ha merecido la pena.

Y mirad cómo sonríen todos, abrazados a su constante, mientras la luz les rodea. Mirad cómo sonríe Jack, acompañado por el fiel Vincent, al ver un avión sobrevolando sin problemas la Isla que él acaba de salvar. Ha merecido la pena. No hay lugar a dudas.

Adiós, Lost.

Posteado por: lostbylost | mayo 25, 2010

¿Qué ha pasado en el final de Lost?

Tras la emisión del último capítulo de ‘Perdidos’ se ha generado un gran debate de opiniones debido sobre todo al hecho de que muchos, ya sea por el madrugón o simplemente porque no supieron leer entre líneas, no pudieron extraer la verdadera esencia del final de la serie.

Tampoco ayudó mucho que algunos de los tertulianos de Cuatroº hayan dado una opinión equívoca de lo sucedido… confundiendo aún más al espectador.

El Piloto Automático nos da una idea de cual ha sido el final de la serie compartida por la mayoría de los seguidores:

Una serie no es una quiniela

Una ficción se escribe desde atrás. Syd Field lo dice en su “El libro del Guión”. El autor concibe un tema, reúne unos personajes y situaciones, resuelve una conclusión que detone las intenciones de su trama, y desde ese momento, rebobina hasta el principio para empezar a rellenar huecos partiendo de la estructura de planteamiento, nudo y desenlace, heredera de la propuesta en cinco actos que propone Aristóteles en su “Poética”.

En Lost no vale ese planteamiento

Lost no es una ficción que responda a este paradigma. Primero, porque cada temporada pertenece a un género (como apuntó Hernán Casciari hace un tiempo) y cada una plantea una fórmula narrativa. Y segundo, porque Lost no es una ficción autónoma, sino que se retroalimenta como la imagen de un espejo con la participación y presencia del espectador. Esto hace que Lost no sea una sola serie, sino una serie por cada fan que la ha seguido con enfermiza avidez.

Pero, ¿qué ha pasado en Lost?

Decepción o valentía

En la primera temporada, Damon Lindelof y J.J. Abrams negaron taxativamente que la isla fuese el purgatorio y todos estuvieran muertos. Si alguien se siente decepcionado por este final, no tiene razón para estarlo. La isla no es el purgatorio, ni han estado muertos todo este tiempo. El universo alternativo que nos han representado en la sexta temporada ha sido ese purgatorio, al que iban llegando todos a medida que, cada cual en su momento, iban muriendo (ya fuese dentro o fuera de la isla).

La conclusión de la serie responde al planteamiento filosófico inicial de la serie. La pregunta que hace Charlie cuando escucha por primera vez la grabación en bucle de Danielle Rouseau es la cuestión fundacional de Lost. ¿Dónde estamos? Aunque la pregunta se hace extensible a “¿cómo estamos?”. La respuesta, durante todas las temporadas ha sido el inicio y fin de cada capítulo: Perdidos. El final de la serie es esclarecedor: a medida que se encuentran, se dan cuenta de que no estaban solos, y por tanto, son encontrados y dejan de estar perdidos.

El gurú, el guía, el chamán, el mago: el intermediario

Para ser encontrados, hace falta un maestro. Un guía. Un mago. Desmond representa esa figura. El peregrino que sufre en el desierto para cruzarlo y ayudar a otros a cruzarlo. Concibamos este personaje como un médium en su acepción más pura. Es un medio. Un intermediario.

Es quien consigue unir el espacio y el tiempo (Christian Shephard dice “no hay un aquí ni un ahora”) y quien sirve de nexo común para todos los personajes. Para que consigan cruzar el umbral. Es el barquero que ayuda a los losties a cruzar la laguna estigia. En este sentido, chapeau.

¿Están muertos? o el síndrome Antonio Resines

La pregunta que muchos de los que empezaron a ver la Series Finale con el machete en los dientes a la conclusión del episodio final ha sido furibunda. ¿¿Entonces todo ha sido un sueño?? ¿¿Nada ha sido real?? ¿¿Habemus tomadura de pelo??

Para nada

Señores. Los Losties no estaban muertos. Han ido muriendo. Como tendremos que hacerlo todos. No hay un “ahora”. La concepción del universo paralelo no está encorsetada en la percepción “objetiva” y común del tiempo. Todos van muriendo, y a medida que mueren, se cruzan en el universo de las personas que realmente son, sin los condicionamientos de una vida que los ha torturado: de una forma más o menos paralela a como vivieron, han sido capaces de desprenderse de sus demonios y, así, han tenido la vida que hubiesen querido.

Pero nada es perfecto. Evidentemente, la construcción de esa fantasía que es el purgatorio hereda formas y defectos de su pasado. De su otra vida. De su vida, de hecho. La mano de El Sexto Sentido es alargada, y quizás lo más reprochable de este final es que la originalidad que ha sido eje fundacional de la serie ha acabado siendo hipotecada a cambio de una fórmula prestada de un éxito popular. En este sentido, el aplauso pierde fuelle.

No obstante, el esfuerzo creativo de estas seis temporadas ha sido más que suficiente como para empañar el resultado global con el truco final de Lost.

La Isla, esa gran desconocida

Los que veían y ven Lost como quien llena el carro de la compra con la lista de productos a adquirir, es lógico que se hayan visto decepcionados. Lo más importante se ha quedado en el aire: La Isla. Seguimos sin saber de dónde procede, porqué tiene ese poder, de dónde salen las inscripciones egipcias, quién erigió la estatua. Esa es una de las innumerables cuestiones que jamás tendrán respuesta (en fin, sí que tendrán respuesta, pero en forma de declaraciones de los guionistas en algún podcast, o en alguna feria de cómics o en algún juego de realidad alternativa).

A todos los que entran en esta parte del graderío, os comprendo, pero tenéis que liberaros de esa faceta de la serie. El misterio era la excusa. La Isla es un McGuffin, un cebo. Es como decepcionarse viendo Ciudadano Kane al saber que toda esa maravillosa historia ha sido detonada por un simple trineo. La Isla es un símbolo. Es más: la Isla es pura metáfora del aislamiento, que es el tema principal de la serie. Jacob dice que los eligió porque estaban solos, porque sus vidas no iba a ninguna parte.

Porque estaban perdidos

No obstante, insisto: os entiendo. Entiendo que os sintáis defraudados porque no os han dado la zanahoria. Quien quisiera respuestas, es que no ha sabido disfrutar del camino. Mira hacia atrás. Observa todo lo que ha pasado. Observa cómo se han transformado los personajes. Atiende cómo te han tenido pegado al sofá o la silla. Eso es esta gran serie. Un viaje de personajes con la excusa del misterio, de la intriga, del drama, del romance, de la comedia, del terror, de la ciencia-ficción…

Pero, no obstante, tienes razón

Hay cuestiones ante las que se ha pasado de largo. ¿Qué reglas rigen la relación de Ben y Widmore? ¿Por qué unas embarazadas mueren y otras viven? ¿Por qué Walt simplemente desapareció presentándose al inicio como alguien tan especial? ¿Por qué Richard no se da cuenta de que AntiJacob manipula a los habitantes de Dharmaville si sabemos que le conoce?

Y sobre todo

¿Qué son los números?

No te preocupes. Seguro que todas esas preguntas tendrán respuesta. Paciencia. La presión mediática, como la justicia divina, pone a todos (los guionistas) en su sitio, y tarde o temprano cantarán como jilgueros. Pero cuando llegue ese momento, se repetirán todas las sensaciones de hoy: porque el que quiera ver decepción, verá decepción, y quien sencillamente haya visto el bosque más allá de los árboles… simplemente no necesitará más respuestas

Así que, como Jack, cierra los ojos.

Y descansa

Lo que fue anunciado como un “acontecimiento histórico”, acabó convirtiéndose en un grupo de Facebook llamado ‘Yo también vivi el mega FAIL de Cuatro en la finale de Lost’. La cadena de Tres Cantos había anunciado para la madrugada del domingo 23 al lunes 24, la emisión con subtítulos del último capítulo de la sexta y última temporada de la serie televisiva Lost. El capítulo estaba programado para las 6.30 de la mañana –en la cadena FOX con media hora de antelación- con un pequeño retardo sobre la emisión original para la inserción de los subtítulos.

Pero lo que fue anunciado durante toda la semana como un momento de relevancia histórica, la emisión simultánea en España de un episodio final de una serie, de forma coordinada con Estados Unidos, desembocó en un auténtico fracaso. Al poco de comenzar el capítulo, comenzaron los problemas. Algunas frases dejaban de ser subtituladas al castellano y muchos subtitulos aparecían cortados. Pero lo peor estaba por llegar. Apenas 15 minutos después de comenzada la emisión, la serie dio un salto de minutaje que adelantó acontecimientos en el capítulo final de la serie. Los errores de emisión han provocado que Cuatro tuviera que pedir disculpas en su programa ‘Matinal’, conducido por Ana García Siñeriz.

El estupor corrió como la pólvora por Internet. En Twitter, los aficionados a la serie no daban crédito a lo que estaba viendo. “Se han saltado un cacho y los subtítulos chunguean”, comentaba el presentador televisivo Berto Romero poco antes de las 7 de la mañana en su página de la red social de microblogging. Otros comentarios en Twitter no fueron tan benévolos con la cadena del grupo PRISA. “El día en que Cuatro hizo algo histórico en televisión y la cagó de arriba a abajo. Enhorabuena!”, afirmaba un usuario indignado. “Cuatro, la noche PERDIDA! Gracias, por jodernos así una final”, comentaba otro de los internautas que había madrugado por la noche. “Despues de 5 años viendo LOST, paso de ver el ultimo episodio con los chapuzas de Cuatro. Ni yo me lo merezco ni la serie tampoco”, zanjaba otro de los cientos de usuarios que madrugaron para vivir el final de la serie en directo.

No tardó demasiado Facebook en hacerse eco del fallo. Poco después de producirse éste, se creó el grupo ‘Yo también viví el mega FAIL de Cuatro en la finale de Lost’. A los pocos minutos, ya tenía una treintena de seguidores.

La fiesta de Cuatro se convirtió en pesadilla

Cuatro había organizado para la pasada madrugada un especial llamado ‘La noche perdida’ como homenaje a la serie creada por JJ Abrams en 2004 y que se ha emitido durante seis temporadas en la cadena estadounidense ABC. Los primeros capítulos fueron emitidos en España por Televisión Española, pero la cadena de Tres Cantos impulsó la serie con la compra de los derechos y la producción de material propio para sus seguidores.

El doble episodio de esta madrugada, titulado ‘The End’, era el final de seis temporadas sobre las aventuras de este grupo de náufragos aéreos en una enigmática isla. Cuatro arrancó el especial a las 2.30 de la mañana emitiendo cinco capítulos seleccionados, de anteriores temporadas, preparando el plato principal de la noche: la emisión de ‘The End’, el último capítulo de una serie que ha mantenido en vilo durante seis años a miles de seguidores españoles. Muchos de ellos, sin embargo, optaron por abandonar la emisión. “Lo veré esta noche, descargado de Internet, como siempre”, comenta Cristina, una española que se levantó a las seis de la mañana para seguir la emisión por Cuatro. “Si lo llego a saber… me quedo durmiendo dos horas más.”

Fuente: Noticias Terra

Posteado por: lostbylost | mayo 23, 2010

Lost, capítulo final

Abróchense los cinturones. Tras seis temporadas con turbulencias en el vuelo 815 de Oceanic, llega el desenlace de Perdidos, todo un fenómeno que ha revolucionado la ficción televisiva y la relación de la pequeña pantalla con la web y las redes sociales. Y, por primera vez en España, los fans de la serie podrán ver el último episodio a la vez que en Estados Unidos. No serán los únicos. Otros 58 países tienen previsto emitir simultáneamente o con 48 horas de diferencia, como máximo, el punto final de la ficción creada por J. J. Abrams.

Cuatro y Fox ofrecen esta noche especiales que culminarán, ya de madrugada, con la emisión del último capítulo doble, titulado precisamente The end. Comenzará La noche perdidaPor lo que murieron (5.45), y, a las 6.30 horas, el desenlace. Después, el Matinal Cuatro del lunes mostrará cómo ha vivido el equipo de la serie la última proyección y contará con dos fans: Flipy, de El hormiguero, y el director Nacho Vigalondo.

El doble episodio final se verá en Cuatro con tan solo 30 minutos de diferencia con Los Ángeles, necesarios para incrustar los subtítulos en castellano. El final sí coincidirá con el de la costa Oeste estadounidense, al emitirse en España sin publicidad. Fox, que lo proyectará sin subtitular, lo dará en directo a las 6.00. Antes, tendrá un maratón desde las 0.45 horas.

Emitida los martes en la cadena estadounidense ABC, en su primera temporada, Perdidos llegó a tener una audiencia de 18 millones solo en EEUU, aunque el clímax fue a mitad de la segunda etapa, cuando llegó a congregar a 24 millones. Desde entonces ha ido perdiendo adeptos y ahora tiene una media de 12 millones de fieles. Pero este domingo espera batir algún que otro récord. En España, se ha convertido en una serie de culto, aunque pasó con poco éxito por TVE y ha variado de día y hora de emisión en Cuatro.

Eso sí, Perdidos lo ha ganado todo, desde el Globo de Oro al Emmy, el premio de los guionistas, de los productores, de los directores, de los críticos… Y ahora el esperado final optará de nuevo al Emmy después de que la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión de EEUU modificara las reglas, ya que su duración es de dos horas y media, 30 minutos más de lo hasta ahora permitido.

Con el guión bajo llave, los productores han dicho que esta noche quedarán resueltas las principales incógnitas, aunque los artífices de las últimas páginas del guión, Damon Lindelof y Carlton Cuse, han anticipado que no usarán ni la fórmula del sueño ni la del viaje al pasado. Algunas teorías que arrasan en la red apuntan a un experimento a gran escala del Gobierno de EEUU o a una versión del purgatorio del siglo XXI. Ya está previsto que la versión en DVD del capítulo final contendrá 20 minutos adicionales para resolver otros enigmas.DESPEDIDAS // Los seguidores de Perdidos se han movilizado para despedir a Jack (Matthew Fox), Locke (Terry O’Quinn) y compañía a lo grande. En Nueva York se han previsto multitud de actos, hasta en un buque faro. En Madrid, habrá una proyección en los cines Yelmo Ideal, así como en Valencia, Alicante y en el Teatre La Passió de Olesa de Montserrat (22.00). En Barcelona, Cuatro y Fox han sorteado entradas para las fiestas en la sala Shôko (22.00) y en el bar Bharma (1.00), el único local temático consagrado a Perdidos, donde se servirán los Lostis, unos cereales diseñados en honor a los habitantes de la isla, que también se degustarán en varias residencias universitarias.

Estos días han hecho furor en internet las páginas dedicadas a la serie, desde localizadores de fiestas a partir del código postal hasta menús especiales inspirados en la isla. Habrá que ver si las dos horas y media que cerrarán la historia son realmente suficientes para atar los cabos sueltos y estar a la altura de las expectativas de los fans.

Fuente: elPeriodico.com

Posteado por: lostbylost | mayo 17, 2010

Richard Alpert y Desmond nos cuentan cosas del final

Nestor Carbonell y Henry Ian Cusick nunca le contarán a los medios de comunicación detalles del final de Lost. Pero en el caso de Nestor Carbonell, tiene una buena excusa: no lo sabe. Cusick recibió el guión del acto 11, pero Carbonell no. ¿Es un spoiler? Tal vez signifique la presencia o ausencia de Alpert y Desmond en el último episodio de Lost. O tal vez no. “Nunca recibí el último acto y nunca pregunté por qué porque quiero ver cómo acaba a la vez que el resto del público americano”, explicó Carbonell el pasado de 15 de mayo. “Quiero que me sorprendan. Estoy feliz por cómo se concretó todo con mi personaje y por lo que he leído van a resolver las dinámicas de muchos personajes. Han hecho un trabajo increíble y estoy deseando que llegue el final”.

Sobre Henry Ian Cusick, hay dudas de si conoce o no el final de Lost. “Creo que en el acto 11 hay una escena secreta que nadie conoce”, dice el actor. “Sólo lo sabe la gente que participa, pero nadie sabe quiénes son. Todo el mundo es muy cauto al respecto”. Cuestionando a Cusick y Carbonell si la finale satisfará a los fans, se obtienen respuestas ambiguas.

“Lo mejor de la serie es que ha creado muchos puntos de debate”, dice Cusick, “Hay mucha gente diversa que se reune para hablar de la serie y muchos temas por tratar. Y eso es exactamente lo que hará el final. La gente hablará durante semanas de ello porque así es como siempre ha sido esta serie”.

Y Carbonell añade: “Creo que es acertado. Ha mantenido a la gente hablando de temas bíblicos, mitológicos, de literatura, ciencia y religión. Las grandes preguntas del ser humano. En el corazón de la serie están los personajes, complejos personajes llenos de capas. Nadie es completamente bueno ni completamente malo. Sólo son personajes bien definidos. Y ese es el corazón de la serie. Yo creo que la finale, sin desvelar nada, supondrá una resolución para muchas dinámicas entre personajes y sus relaciones”.

Esos temas entre personajes salieron a la luz cuando se les preguntó a Cusick y Carbonell por las cuestiones que, como fans, querían que se resolvieran al final de la serie. “Hubo un momento en la serie en que dejé de preocuparme de las respuestas”, apunta Cusick. “Sabía el mensaje que quería transmitir. Me gusta la idea de que todo nazca del amor y de la ausencia de miedo. De repente todo parece mucho más grande de lo que suponíamos. Pensé que no debía preocuparme por las pequeñas cuestiones. No me importa por qué puedo ver el futuro. Todo es mucho más importante que eso”.

Y Carbonell añade: “estoy contigo. El amor está en el centro de cada uno de los personajes. El tuyo es Penny y el mío es la pérdida de la mujer de mi vida. El tema es que el amor juega un papel importante en la vida de todos y a todos nos han separado del amor de alguna forma u otra. Creo que ese será un asunto destacado en la finale. Creo que nos referiremos a este tema de una forma muy satisfactoria, al menos en mi opinión”. Tanto Desmond como Alpert han tenido papeles importantes esta temporada, aunque ambos han sido utilizados (con acierto) de forma esporádica. Cusick, por ejemplo, estuvo ausente durante media temporada, pero fue el eje en el importante episodio Happily Ever After.

¿Cómo le explicaron los guionistas el papel de Desmond en la sexta? “Te llaman y te dicen que no te necesitan. Oh, vale”, respondes. “Básicamente la llamada fue: ‘no tenemos hasta los últimos siete episodios, peero tendrás una historia magnífica’. Y debes confiar en ellos”. Para Carbonell no fue extraño estar ausente, ya que los guionistas se han referido a su personaje sólo puntualmente. Finalmente, tras varios años de especulación, el pasado de Richard Alpert salió a la luz en Ab Aeterno. Los dos actores se rinden admiración mutua ante esos episodios.

Cusick: “siempre es mejor estar involucrado que estar en la nevera. Así que estuve muy feliz con mi episodio. (A Carbonell) Pero el tuyo me encantó. Creo que es el mejor de la temporada”. Carbonell: “Bueno, tu episodio es…” Cusick: “¡Por favor! Mee gustó mucho mi episodio, pero el tuyo… Lo que más me gustó del tuyo es que cuando conoces a un personaje, siempre es mejor que te lo presenten junto a su pasado. Lo que hicieron contigo fue realmente enorme”. Carbonell: “Escribieron un gguión genial y yo sólo tuve que interpretarlo. También me beneficié del hecho que no supierais nada de mi prsonaje durante tres años, así que había mucha intriga”. Cusick: “Todos estábamos desesperados por saber cosas de tu personaje”. Carbonell: “Fue divertido, me escribieron un episodio precioso y fue genial interpretarlo. (A Cusick) Tío, tu estuviste increíble. Mira, odia escucharlo. Lo que realmente me gustó de ti fue que había algo diferente en tu personaje en los sideways. Fue como ver otra cara, un giro tremendo”.

La finale de Lost se emitirá el próximo domingo 23 de mayo. Y aunque durará dos horas y media, los fans más obsesionados con las respuestas saben que algunas cosas los dejarán perplejos. Otras no tanto. “Sabes, me preguntaba por qué Desmond iba en el avión al principio de la sexta temporada”, dice Cusick. “Desaparece y no lo vuelves a ver. La gente hizo una montaña de todo eso. Luego resultó que se había ido al lavabo, o algo sencillo. A veces las respuestas son tan sencillas como esa”. ¿Y cómo ha respondido el reparto ante el último guión? “Todo el mundo tenía una opinión. Muchas opiniones de un mismo guión”. A los espectadores le sucederá lo mismo…

Fuente: Todo Series

Posteado por: lostbylost | mayo 11, 2010

Así eran antes los personajes de Lost

Elizabeth Mitchell (Juliet Burke)

Jeremy Davies (Daniel Faraday)

Daniel Dae Kim (Jin Soo-Kwon)

Michael Emerson (Benjamin Linus)

Michelle Rodriguez (Ana Lucía Cortez)

Naveen Andrews (Sayid Jarrah)

Terry O’Quinn (John Locke)

Josh Holloway (James Ford “Sawyer”)

Ken Leung (Miles Straume)

Jeff Fahey (Frank Lapidus)

Matthew Fox (Jack Shepard)

Evangeline Lilly (Kate Austen)

Jorge García (Hugo Reyes)

Fuente: La Opinión de Zamora

El blog ‘Macchinarea’ ha anticipado múltiples detalles del ansiado final de la serie Lost (Perdidos). Una noticia que ya ha dado la vuelta al planeta y de la que se han hecho eco periódicos estadounidenses como el ‘The New York Times’.

El blogger Gianluca Neri, con bastante credibilidad en Internet, ha publicado a través del sitio ‘Macchinarea’ seis páginas con detalles del último capítulo de la serie.

¿La información que ofrece es verdadera o no? Según el blog, tras recibir un e-mail anónimo con estos detalles, comprobaron los datos y todos eran reales.

En estas seis páginas se podría encontrar información de los personajes que mueren y que se creía que estaban muertos.

Según aseguran en ‘Macchinarea’, hace varias semanas se encontró en Honolulu este documento de seis páginas con parte del plano de producción de ‘The End’, el doble episodio final.

¿Fue este un error del programa o simple marketing para que se hable de la serie?. La ABC, que transmite los programas de Lost ha contribuido a alimentar el caso admitiendo que el documento “es de nuestra propiedad y contiene algunos elementos reales”.

En este documento estaría escrita la frase ‘Jack in Hell’ (‘Jack en el Infierno’). Es por esto que hay quien dice que se confirmaría la teoría según la cual, la isla haría de trámite entre el mundo real y el infierno o la misma isla podría ser el propio infierno.

Todas estas dudas serán despejadas el 24 de mayo a las cinco de la mañana en la cadena Fox, que retransmitirá a nivel mundial el final de ‘Lost’

Fuente: Qué!

Posteado por: lostbylost | mayo 4, 2010

Lost: ‘El viaje final’ [Descripción oficial]

UNA MIRADA RETROSPECTIVA DE DOS HORAS A LAS SEIS TEMPORADAS DE UNO DE LOS SHOWS MÁS ACLAMADOS DE LA PASADA DÉCADA, ANTICIPANDO EL EVENTO DE LA FINALE DE ‘PERDIDOS’ CON “EL VIAJE FINAL”, EL DOMINGO 23 DE MAYO EN ABC.


ABC invita a nuevos y a ávidos espectadores de Lost a darle una última mirada a uno de los shows de la televisión más aclamados por la crítica. La finale de Lost comienza con este especial de dos horas, que tiene una mirada retrospectiva sobre las seis temporadas de esta serie pionera. “Perdidos: El Viaje Final” será emitido el Domingo 23 de mayo (7:00-9:00 PM) por la cadena de Televisión ABC.


El 22 de Septiembre de 2004, el Vuelo Oceanic 815 se partió en el aire y se estrelló, dejando 48 pasajeros vivos y perdidos en una remota isla del Pacífico Sur. Los supervivientes son un grupo de personas de diferentes ámbitos de la vida: un médico, una fugitiva, un estafador, un interrogador iraquí, un matrimonio de Corea y un hombre anteriormente confinado a una silla de ruedas que ahora está inexplicablemente curado. A medida que los supervivientesintentan irse a casa, flashbacks y flashforwards descubren sus problemáticas vidas, antes y después del accidente, así como la Isla donde se encuentran perdidos poco a poco comienza a revelar su naturaleza misteriosa. Con la detonación de la bomba de hidrógeno, los flash-sideways muestran dos líneas de tiempo: una en la Isla y la otra que representa sus vidas como si el avión nunca se hubiera estrellado. La fe, la razón, el destino y el libre albedrío están enfrentados, mientras la Isla ofrece oportunidades tanto para la corrupción como para la redención … pero ¿cuál es su verdadero propósito? Ése es el misterio más grande de todos.


“Perdidos: El Viaje Final” celebra el show mediante una mirada hacia atrás y cómo comenzó todo en 2004, lo que necesitaron para producir el show en Hawai y cómo se convirtió en un fenómeno en los EE.UU. y alrededor del mundo. Antiguos y actuales miembros del elenco compartirán sus experiencias de trabajo en el programa y sus pensamientos sobre el cercano final. También serán examinados la dinámica de los personajes, los temas y las innovadoras tramas, además de una mirada amplia en lo que ha ocurrido durante la temporada actual que conduce al final, el cual será transmitido inmediatamente después de este especial, entre las 9:00 y 11:00 PM.

Fuente: Lost blog

Older Posts »

Categorías